La Tuna es una lección de vida


Hace una semana regresé de España, o como le llamarían algunos de manera jocosa, “La Madre Patria”. No escribo esta pequeña reseña con el propósito de hacer un recorrido detallado de unas vacaciones personales. Más bien, el propósito es hablar sobre ciertos aspectos de un viaje que usualmente, se omiten. Para proseguir con dicha tarea, explicaré brevemente las razones extra-ordinarias por las cuales llegue a España.

Soy miembro veterano de la Tuna Bardos de la Universidad de Puerto Rico. La tuna es una tradición española que en sus comienzos se constituía por jóvenes varones universitarios en fraternidad con el fin de rondar las calles conquistando doncellas. Fundamentalmente, la tuna nace de varias corrientes en la época medieval. Los sopistas, por ejemplo, eran jóvenes universitarios que se organizaban para cantar en restaurantes en cambio de sopa. Este movimiento de jóvenes guardaba una cuchara que actualmente, en la tradición tuneríl, representa el símbolo internacional del estudiante.

La tuna es una tradición compartida internacionalmente. Como motivo de solidificar la tradición, la Tuna Bardos viaja recurrentemente. El destino este año fue España para participar en el Certamen Mundial de Tunas que se celebra anualmente en la costa mediterránea de Mojácar.  Las edades de los miembros de la Tuna Bardos oscilaban entre 18 y 35 años. Este detalle fue clave para uno de los viajes más gloriosos en la historia de nuestra tuna. Pocas veces en la vida, los astros se encuentran lo suficientemente alineados como para que personas con diferentes intereses y objetivos compartan entre sí y, más aun, que este tipo de confraternización haya ganado la segunda mejor tuna en dicho lugar. Para mi es de gran honor haber pisado “La Alhambra” con mi tuna. Algunos argumentarán que  estos lugares guardan en sí algún tipo de aire místico. Sin embargo, la experiencia gratificante de visitar España se construyó alrededor de mis hermanos tunos.

En ocasiones, se me ha preguntado: ¿Qué es la tuna? Como contestación segura puedo afirmar que la tuna es ante todo una fraternidad. El resto de la definición solo tiene base en mi experiencia como tuno. La tuna es una fraternidad que encuentra sus bases en la confraternización de personas que en condiciones ordinarias no confraternizarían. Más importante aún, la tuna es una lección de vida. Las experiencias adquiridas como tuno no están destinadas a guardarse en un rincón oscuro de la vida. La tuna es insuperable y por esta razón cada acción en la cotidianidad siempre reflejará una pequeña dosis de experiencia adquirida en la tuna.

T.U.N.A. = Tiempo Universitario Nada Aburrido

Por:  John J. Feliciano Acosta, Estudiante Sub-Graduado de Psicología y miembro activo de la Tuna Bardos U.P.R.

Déjanos un mensaje

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s