Empresas de Consultoría

consultoriaLas empresas consultoras o empresas de consultoría son empresas de servicios profesionales o administrativista con experiencia o conocimiento específico en un área, que asesoran a otras empresas, a grupos de empresas, a países o a organizaciones en general.

Las decisiones de carácter estratégico y operativo deben analizarse desde una perspectiva financiera para conocer cuál es el impacto económico sobre el negocio. Estas decisiones necesitan un análisis profundo de sus implicaciones en todos los ámbitos: estructura económica, resultados, nivel de endeudamiento óptimo, variación de la liquidez y creación de valor para el accionista. Al nivel más básico las empresas de consultoría deben ser capaces de un diagnóstico sobrio y objetivo de la situación financiera, así como ofrecer un análisis de viabilidad de proyectos e inversiones. Servicio de ayuda prestado por un colaborador profesional independiente (consultor) a una organización (cliente) que solicita su apoyo para: identificar problemas, proponer sugerencias para su solución, y mejorar su desempeño. Proceso que facilita el aprendizaje y el cambio de la organización cliente.

La consultoría de empresas puede entenderse como un servicio profesional o como una metodología de facilitar asesoramiento y ayudas prácticas. Es incuestionable que se ha transformado en un sector específico de actividad profesional y debe tratarse como un mercado. Simultáneamente, es también un método de cooperar con las organizaciones y el personal de dirección en el mejoramiento de la gestión y las prácticas de la industria.

La consultoría es en lo esencial un servicio de asesoramiento intensivo y preciso, no un contrato de realizar una tarea en sí. Esto significa que los consultores no se contratan para que dirijan organizaciones o adopten decisiones delicadas en nombre de la dirección. Son asesores y no tienen ninguna facultad directa para decidir cambios y aplicarlos. Por proceso de consultoría entiendo cualquier forma de proporcionar ayuda sobre el contenido, proceso o estructura de una tarea o de un conjunto de tareas, en que el consultor no es efectivamente responsable de la ejecución de la tarea misma, sino que ayuda a los que lo son. Se actúa como consultor siempre que se trata de modificar o mejorar una situación, pero sin tener un control directo de la ejecución. De lo único que responden es de calidad e integridad de su asesoramiento; los elementos asumen toda la responsabilidad que se derive de la aplicación de sus consejos.

En la práctica de la consultoría existen múltiples variantes y grados de asesoramiento. La práctica básica y el arte del consultor gravitan no sólo en dar el consejo correcto, sino en darlo de manera adecuada, a la persona debida y en el momento oportuno. El cliente, a su vez, ha de aprender a solicitar y utilizar diestramente los consejos del consultor. Estos elementos son tan cardinales que es ventajoso recordarlos en la faena de los consultores y del cliente que contrata sus servicios.

Bibliografía sobre empresas de consultoría

Miguel Santos García,
Bibliotecario Auxiliar

Déjanos un mensaje

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s