Todas las entradas por chelianyp

BiblioGames 2

Como parte de la Semana de la Biblioteca, nuestra unidad de información, Biblioteca de Administración de Empresas (BAE), celebró entre sus actividades la activida BiblioGames 2. Una actividad que se celebra con el propósito de que los estudiantes jueguen y compartan entre sí. Donde al son de risas, competencias, derrotas y victorias, se olvidan un poco de la carga académica y el estrés que esta les produce.

El año pasado fui colaboradora del comité que organizó el evento, pero esta vez estuve de lleno como parte de los autores intelectuales de dicha actividad. El cambio de rol permitió que comenzara a ver todo desde una perspectiva distinta. Es así, como comenzó a apoderarse de mi mente la tensión y la preocupación de que todo saliera bien. Las responsabilidades y pensar en el más mínimo detalle de logísticas, tanto de juegos como de espacio, aumentaron a grandes escalas; y ni hablar de los nervios y el estrés de que a nuestro grupo objetivo: los estudiantes, les gustara y les interesara que llegasen ese día a jugar.

Diez días antes del evento, nuestra página de Facebook estaba sincronizada para hacer un countdown. Recuerdo que no sabía si sonreír o llorar porque mientras se me acercaban compañeros de clases y amistades a decirme emocionados “¡Wow, qué chévere! Ya solo faltan seis días” o “Lo vi, vi que faltan 3 días ya para el BiblioGames2”, yo asentía y sonreía pero por dentro decía “¡Jum! Con calma colegas que ese es mi deadline”.

Por fin llegó el día tan esperado. Ese día lidiamos con un par de situaciones, entre ellas estar una hora sin luz, aunque eso no detuvo a los jóvenes a que continuaran llegando a jugar. Además, atendimos un grupo de 90 estudiantes de la clase de Liderazgo del profesor Angel Rivera, el cual integró nuestra actividad como método de enseñanza a su curso.

La realidad es que, para mí, como estudiante asistente, fue súper gratificante ver que BiblioGames2 tuvo una gran acogida ante los estudiantes y que el éxito de la misma no fue solo porque llegaron hasta nuestra biblioteca a jugar, sino ver cómo el trabajo en equipo que estuvimos planificando de enero a marzo rindió fruto y quedó demostrado ese día. Definitivamente el 24 de abril de 2019, una vez más, la BAE hizo la diferencia.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Familee Pizza: Empresarismo a la Carta

post familee

“… auténtica familia no es de sangre, sino de respeto y goce mutuo” (Richard Bach).  Es por esto que en esta ocasión la sección de Empresarismo a la Carta trae una empresa netamente puertorriqueña donde la familia juega un rol importante en su desarrollo y servicio.

Brenda Lee Andújar Santiago es la propietaria de Familee Pizza. Una pizzería donde con alegría, respeto y trato individualizado hacen que la experiencia sea única y como en casa.

Andújar posee un Bachillerato en Administración de Empresas con concentración en Gerencia y Mercadeo del Sistema Ana G. Méndez, una Maestría en Administración Pública con concentración en Programación Administrativa y Administración y Finanzas Políticas de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras. También, tiene una Certificación como Barista y actualmente toma cursos de Artes Culinarias.

Entrevistamos a Brenda y esto fue lo que nos dijo…

Imagen 2 Familee Pizza
Brenda Lee Andújar (Propietaria)

¿Qué es para ustedes Familee Pizza? ¿Cómo surgió la idea de entrar a la industria gastronómica en Puerto Rico y por qué en la Ave. Barbosa?

Para nosotros Familee Pizza es la esencia de toda nuestra familia. Familee es la combinación de “Fam” de familia y “Lee” de mi segundo nombre.

La idea surgió en base a un sueño que tenía desde pequeña. Siempre quise tener mi propio negocio, por eso decidí estudiar Administración de Empresas. Mi hermano Claidys S. Lanzot, es pizzero  y se quedó sin trabajo, es por esto que luego de encontrarnos un día tomándonos un café y dialogando, llegamos a la conclusión de que yo abriría mi negocio y así a la vez podría emplearlo a él.

Escogimos la Avenida Barbosa porque es el lugar que nos vio crecer, somos nacidos y criados en Hato Rey, del área de San José. Además, queríamos darle a la comunidad la oportunidad de que pudieran comer buena pizza.

 

Seguir leyendo Familee Pizza: Empresarismo a la Carta

“PrepAmigos”

Estamos en febrero, esto implica que automáticamente muchos pensamos: “el mes del amor y yo no tengo pareja” (carita triste), pero tranquilos, que también es el de la amistad.  Por eso, hoy estaremos reflexionando un poco acerca de los “PrepAmigos”.

La Universidad posee el programa de Estudiantes Orientadores (EO), quienes promueven la interacción de los estudiantes de nuevo ingreso entre sí, para que se conozcan y a la vez sirven como enlace con la comunidad universitaria. Estos fueron uno de los recursos que me ayudaron durante mi desarrollo estudiantil como “prepita”.

¿Qué son los PrepAmigos?

Nada más y nada menos, que esas maravillosas primeras personas con las que congeniamos durante nuestro primer año universitario.

No importa si te topaste con ellos en:

  • una clase (la cual se volvió más divertida gracias a ellos)
  • el grupo de los EO (los cuales hacían reuniones secretas por aquello del -por si acaso-.  Ese día se volvían los estudiantes sophomore, junior, y senior contra los freshman)
  • un pasillo a la espera de cambiar o conseguir un curso
  • por accidente (porque entraste al salón equivocado, a tomar la clase que no era)
  • el tren que te llevaba todos los días a la universidad o de regreso a casa

Lo importante es que junto a ellos pasaste gratos momentos, desde vergüenzas y frustraciones colectivas, hasta iniciaciones y celebraciones (por la “A” que sacaste en esa clase que tanta dificultad te causó). Creábamos un cierto tipo de apego, pues, la asociación con ellos nos hacía sentir seguros.

Lamentablemente, así mismo como el mundo es cambiante, la vida de todos nosotros también lo es, por lo que quizás, ahora no los vemos con la misma frecuencia, otros ya no están (porque se mudaron, etc.), pero el sentimiento de cariño continúa intacto, lo que produce que al verlos, ya sea físicamente o en alguna de las redes sociales, digamos con tono nostálgico: “¡Awww! Mira Fulanito, que viejo está, que lindo, le creció más la barba, está más delgadito, ¡Ay! Yo lo quiero tanto, recuerdo cuando…”.

-¡Venga!- Que no es para que nuestros actuales amigos, incluso aquellos de toda la vida, se nos pongan celosos.  Muchos, al igual que yo, viviremos eternamente agradecidos con nuestros “PrepAmigos”, por ayudarnos y apoyarnos en esa etapa de transición en nuestras vidas y hacerla una más amena.

Estos son los míos:

¿Quienes son los tuyos?

 

Cheliany P. Fernández Hernández
cheliany

IUPICoop Café

IUPICoop Café

13055598_1118900801466453_4716482266921106901_n

Desde el comienzo solo era una idea. Una idea que gracias a un grupo de personas que brindaron su esfuerzo y dedicación, se convirtió en el lugar donde actualmente consumimos ricos alimentos, ni hablar de su inigualable café y donde podemos estar diez a quince minutos esperando en la fila, pero no importa, porque la experiencia es mucho más deliciosa; no tan solo para nuestro paladar, sino por socializar o mejor dicho, porque suele ser uno de los lugares donde podemos encontrarnos con diferentes amigos, colegas o profesores. Es por eso que la sección de “Empresarismo a la carta”, te trae a la joven empresaria Victoria Solero Delgado, directora de la junta de directores de IUPICoop y gerente del coffee shop, IUPICoop Café.

Victoria, posee un bachillerato y maestría en Trabajo Social de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras y una secuencia curricular en Cooperativismo del Instituto Cooperativista de Puerto Rico. 
12339582_1034357919920742_4298441113703140679_oEntrevistamos a Victoria y esto fue lo que nos dijo…

¿Qué es para ustedes IUPICoop Café? ¿Cómo surgió la idea de entrar a la industria gastronómica y cooperativa en Puerto Rico? ¿Por qué en la UPR-RP?

IUPICoop Café es un modelo de autogestión de estudiantes universitarios. El proyecto comenzó por una idea, luego de visitar la Comisión de Desarrollo Cooperativo como parte del curso del Instituto Cooperativista en 2009, donde pensé que sería ideal si dentro de la universidad existiera una empresa cooperativista. ¿Por qué dentro del recinto? Porque el proyecto consistiría en crear una empresa de tipo diverso, como actualmente es catalogada IUPICoop Café. Fue así, como bajo el programa Incubadora, del Instituto de Cooperativismo, surgió este proyecto innovador.

¿Qué tipo de estrategia utilizaron al comienzo y utilizan actualmente para desarrollar y promocionar IUPICoop Café? ¿Qué estrategias de venta utilizan?

En el pasado, cuando solo era una idea en desarrollo, lo más efectivo era ir a las personas, hablarles del mismo, coordinar reuniones con asociaciones, con los consejos y poner papeles por toda la universidad para llegar al público.  Nos ayudó mucho el “boca a boca’’. Actualmente, como proyecto desarrollado, la promoción mayormente se hace a través de las redes sociales; Facebook es la plataforma más efectiva.

¿Qué impacto tiene sobre la comunidad universitaria y cómo beneficia IUPICoop Café al recinto?

Un impacto positivo y diferente, ya que muchas personas no conocen lo que es este tipo de cooperativa.  A muchos les hablan de cooperativismo y suelen pensar en las cooperativas de ahorro y créditos que son instituciones financieras, pero nos hemos dado a la tarea de educar a las personas acerca de cómo es este tipo de cooperativa. Les explicamos que al hacerte socio puedes participar de la toma de decisiones en asambleas, además recibes un descuento por ser socio.  IUPICoop Café es un nuevo modelo de hacer negocios dentro del recinto. Nuestros suplidores son empresas locales, de manera que estamos propiciando lo de aquí.

11227599_999713940051807_8536980790010242440_n

 

¿Cuán factible, económicamente hablando, es IUPICoop Café para sus socios?

Uno de los beneficios que hay que resaltar es que al ser socio de IUPICoop Café tienes descuento. Y no es tan solo el descuento, sino que cada vez que hagas una compra con tu número de socio, se irá documentando en el sistema. Al final del año fiscal, si la cooperativa tuvo economía neta y la asamblea decide repartir esa economía neta entre sus socios, te tocará algo de vuelta ($$$) según las compras que hayas realizado a lo largo de ese año. Así que calculando, eventualmente pudiste haber tenido en vez de un 10%, un  20%  de descuento en las compras realizadas.

Procedimiento para ser socio…

Es bastante sencillo; solo tienes que llenar la solicitud (las copias se encuentran accesibles en el local) y debes tener algún tipo de relación con la universidad. La solicitud también se le puede facilitar a través de correo electrónico si así el cliente lo desea. Consiste en  comprar una acción, la cual su costo es de $10, entregar copia de identificación con foto, evidencia de relación con la universidad y evidencia de dirección residencial. Una vez realizado ese proceso, usted es socio de IUPICoop Café.

15252609_1285825911440607_1381277524531804465_o

¿Cuántos empleos genera IUPICoop Café?

Actualmente poseemos alrededor de 17 trabajadores, uno de los requisitos para poder trabajar en IUPICoop Café es ser empleado, estudiante, o exalumno; es así como se le puede dar la oportunidad de ser socio a exalumnos. Hubo excepciones cuando se convocó para el puesto de baristas, pues, no encontramos estudiantes o exalumnos que fueran baristas, por eso hay empleados que no tienen relación con la universidad.

Desde hace algunos años se habla sobre la fuga de talento y de profesionales del país en busca de distintas y/o mejores oportunidades de empleo, en gran parte por la crisis económica que enfrentamos. ¿Creen ustedes que hay posibilidad de empleo dentro de su cooperativa para algunos de estos jóvenes que están próximos a graduarse o nos podrían hablar sobre cómo IUPICoop Café puede ayudar a crear nuevas oportunidades para ellos? (Internados, prácticas académicas etc.)

La realidad es que IUPICoop Café es un período de transición laboral para el estudiante y el ex-alumno. Nosotros no visualizamos que la persona se quede toda su vida aquí, sino que esté con nosotros sus 2 o 3 años, se gradúe y entonces vaya y ejerza en lo que haya estudiado o en lo que quiera.Pero sí, IUPICoop Café puede entrar en el proceso de acompañamiento para que estos profesionales se unan y formen su propia cooperativa.

¿Qué de diferente a los otros concesionarios del recinto nos presenta IUPICoop Café? ¿Por qué escogerlo como lugar idóneo de consumo dentro del recinto?

Además de su producto estrella, el café, también es el lugar estratégico en donde se encuentra situado, es acogedor porque tienes oportunidad de estar tanto en la terraza, como tienes oportunidad de estar en aire acondicionado con las butacas, las sillas, las mesas, ect. La calidad del café y los alimentos son únicas.

12622254_1066500380039829_7186433426760439248_o

¿Creen que IUPICoop Café ha tenido buena acogida por la comunidad universitaria?

“¡Sí, obligao!’’. Todos los días son intensos excepto los viernes.

¿Qué metas y/o planes futuros tiene IUPICoop Café?  

Establecernos en otros recintos del sistema UPR y eventualmente en otras universidades, o en localidades fuera, independientes.  

¿Qué consejo le darían a los lectores de nuestro blog y a los estudiantes de la Facultad de Administración de Empresas, que tienen como objetivo crear su propia empresa o cooperativa?

Mi llamado siempre ha sido que si te graduaste y tienes “compas” que no encuentran trabajo no busques emplearte, crea tu propia empresa. La cooperativa es un medio para eso. Además, la comunicación es esencial y estar claro en lo que uno quiere. No permitas que algún externo manipule tu idea por la razón que sea. Como grupo, es de suma importancia hablar entre sí, que todos puedan expresarse y en vez de llevar a votación, que lleven un consenso porque así todos van a estar cómodos con la decisión que se tome.

Para más información:

 

 

Cheliany P. Fernández Hernández
cheliany

El colmillo de oro

Con una enfermedad de esa índole, desahuciado por los médicos y tomando sin sentido la vida, o si bien podríamos decir, el poco tiempo de vida que le quedaba. A este solitario amargado a quien todos, como lograron alguna vez gozar de sus dichas y sus riquezas, supieron dejar en el olvido como se deja un centavo en el suelo, cuando se está en la auto ventanilla de un restaurante de comida rápida; que sólo por no tener que abrir la puerta y doblarse a recogerlo, por lo fastidioso que suele ser el espacio comprendido entre el automóvil y la pared del establecimiento, se prefiere dejarlo para que se oxide con el tiempo, o si alguien llegase a encontrarlo, poder contribuir con la caridad anónima; lo dejaron en el olvido. Lo único que podían recomendarle para pasar sus últimos momentos era la compañía de Néstor.

Fue chantajeado por su enfermera, de esas contratadas por el gobierno. Ella le había ofrecido dos alternativas: ir en busca del único pariente cercano que le quedaba (un nieto al cual aborrecía por sus comportamientos y tratos hacia él) o recoger a Néstor en la dirección que le dio su doctor en su última visita. De lo contrario, de no escoger una de las dos opciones, el ama de llaves renunciaría o sencillamente pediría un cambio; pues, esta no podía estar excediéndose de sus cuatro horas laborales; tenía otros oficios adicionales para poder mantener su familia. Al decirle eso al amargado le causó algún tipo de tristeza ya que ella era la única persona a la cual estaba acostumbrado a ver casi todos los días. Sí, simplemente a ver y escuchar porque solía ser tan reservado que ni siquiera le hablaba; rara y mínima era la vez que lo hacía. La mujer a diario le contaba un chiste diferente y él a veces sonreía. Una sonrisa particular: una de estas de esquina en la que se le alcanzaba a ver un colmillo de oro, rastro de la única pieza de valor de su pasado; una sonrisa que cualquiera que se atreviera a decir que era hermosa sería encarcelado por perjurio, y es que era una sonrisa que guardaba tantos sentimientos que la enfermera empezaba a asustarse y preocuparse.

Viose obligado ir a recoger a Néstor, aunque de todos modos su enfermera renunció sintiéndose menos culpable consigo misma con el pre texto de que este ya estaría bien acompañado. Con Néstor nadie quería relacionarse; se contaba que era la peor compañía que pudiera existir y también que era lo peor que le pudiera pasar a cualquiera. Todos ansiaban el día en que se fuera, como “Caballo malo se vende lejos”,  el pobre amargado… ¿Qué iba a saber? Luego de llevarlo a casa, ahí estaban frente a frente; ni el amargado quería estar con Néstor, ni Néstor con el amargado. Ambos eran dos limones a mediodía en pleno verano caluroso, carentes del deseo y atención de los demás. Eran tal para cual, pero con un leve detalle: se odiaban. Y así fue cómo comenzó una estadía de hostilidad para Néstor y para el amargado al convivir con su enemigo.

Pasaba el tiempo y el amargado iba perdiendo todas sus fuerzas y sus ánimos debido a la enfermedad. Tanto era así que pasaban semanas en las cuales tanto él como Néstor no comían. Cierto día, luego que nieto se enterase de la enfermedad de su abuelo, decidió viajar dizque a retomar el tiempo perdido y reconciliarse con el amargado, pero en realidad lo que le interesaba saber era si, cuando el pobre muriera, dejaba algún tipo de herencia. Al llegar se contactó con la ex enfermera de su abuelo, quien le había contado acerca de la situación del mismo. Cuando llegaron a la residencia no lo encontraron. Lo buscaron por todos los lugares, pero aún así no lo hallaron. Ante esta situación, notificaron a las autoridades, quienes activaron un lento y prolongado sistema de búsqueda.

Nadie dio con el paradero del hombre amargado, ni las autoridades ni el nieto, quien no pudo cobrar ningún tipo de herencia y ni siquiera unas joyas de valor que le quedaban al abuelo en el banco de las cuales no supo de su existencia; pero, la enfermera se llevó consigo a Néstor para cuidar de él. Una mañana, cuando ya toda su familia se había ido del hogar a realizar sus labores cotidiana, esta se quedó en casa leyendo el periódico, disfrutando de una taza de café, sentada junto a la mesa del comedor; sentía la misma soledad que solía sentir cuando trabajaba en la casa del amargado, por lo que quiso contarle un chiste a Néstor, quien en esos momentos la acompañaba. Al terminar de contarle el chiste se percató de que el can la miraba fijamente con una sonrisa de esquina, una sonrisa fea de esas que guardan muchos sentimientos, dándole a conocer su colmillo de oro.

(Hasta el sol de hoy no se sabe nada acerca del paradero de la enfermera ni del amargado).

 

Por Cheliany Fernández
Cheliany Paola Fernández