Archivo de la etiqueta: Economía

Negociación: Bibliografía

La negociación es una discusión entre dos o más entes en la disposición de arribar a términos concretos de una transacción o acuerdo o intercambio de servicios y/o productos. La negociación se da en empresas, organizaciones sin fines de lucro, las ramas del gobierno, los procedimientos judiciales, instituciones financieras internacionales entre las naciones y en situaciones personales como el matrimonio, el divorcio, la crianza de los hijos y la vida cotidiana.

Este diálogo entre dos o más entidades tiene la intención de llegar a un entendimiento y resolver puntos de diferencia, para obtener una ventaja clara  o para elaborar resultados que satisfagan diversos intereses.

El objetivo es conseguir que la otra parte acepte las condiciones que más se acerquen a nuestra última propuesta. El engaño es probablemente la manipulación de percepciones más antigua y rutinaria sobre el objeto de la negociación. Pero el engaño, en cuanto jugada estratégica planeada y ejecutada como tal, también actúa en dimensiones en la que la verificación de datos es difícil o imposible dada la situación.

Una de las dinámicas más interesantes, y a menudo más olvidadas, en el proceso de negociación son las relaciónes de poder que existen entre las partes negociadoras y las tacticas y estrategias que usan para mover la negociación a su favor.

Por ejemplo las tácticas de negociación maniplativas, pero legales formaban parte integral del juego de la negociación y es poco probable que un ejecutivo que no domine esas técnicas acabe acumulando capital o poder. El engaño, la manipulación de hechos y la regulación de la percepción del oponente son constitutivos del grado del contrato o acuerdo que se establezca. La negociación no siempre es simétrica eso quiere decir que no se hace entre iguales, lo más probable se articule de forma asimétrica, donde las tácticas, estrategias y goles, serán diferentes.

Bibliografía

Por Miguel Santos García,
Bibliotecario Auxiliar

Miguel Santos

Economía, contabilidad e infraestructura sostenible: Bibliografía

El desarrollo sostenible apela a una realidad tan prioritaria como clara. Los recursos son limitados y nuestra necesidad por los mismo no lo es, por lo tanto debemos administrarlos costo efectivamente, ya que si los consumidores y el entorno están funcionales en sus respectivos aspectos, todos salimos beneficiados. Las empresas sostenibles son en su núcleo sistemas eficientes y suelen aprovechar las más recientes tecnologías verdes, las mejores metodologías y gozan de un óptimo rendimiento socio económico.

Las y los empresarios(as) y emprendedores de las nuevas generaciones no solo tienen los desafíos de sus predecesores, cálculos de costos, guerras comerciales, guerras de divisa, márgenes de ganancias, también deben proveer la sostenibilidad para el mercado, el estado y la sociedad.

Para lograr esto, la economía sostenible debe satisfacer las necesidades de la sociedad tales como la alimentación, ropa, vivienda y trabajo. Esto se debe a que si el mundo se encuentra en la pobreza, las catástrofes serán inminentes, incluyendo las ecológicas.

Además de tecnologías verdes que mejoren las cadenas de producción y bajen los costos de la extracción, producción y distribución, existen formas de crear sostenibilidad en las finanzas de tu negocio o empresa; las finanzas sostenibles adoptan un enfoque ético que supone un giro radical en el principio de funcionamiento de la industria bancaria. La maximización del beneficio económico es necesaria y asegura la sostenibilidad financiera y duradera en el tiempo, y asegura la supervivencia de la entidad financiera. Para ello se debe planear y tener un modelo de negocios claro, tener definidos procesos de negocios con funciones claras y planes de contingencia.

El enfoque de sostenibilidad exige a las empresas trabajar ardua e inteligentemente teniendo éxito económico, cuidado ambiental y atención a los problemas sociales de los mercados en donde se opera. Las empresas, las instituciones y los ciudadanos no podemos estar ajenos a la búsqueda de soluciones a los problemas del planeta si queremos asegurar un largo plazo que ofrezca una vida de calidad a las nuevas generaciones.

Bibliografía

 

Miguel Santos García,
Bibliotecario Auxiliar

Miguel Santos

 

Editada en julio 2018.

Entrevista a Nomi Prins; Liderazgo Financiero Femenino

ImagenNomi Prins es una escritora estadounidense, periodista y miembro senior del grupo Demos. Demos es un centro de investigación y de política económica basada en los Estados Unidos fundada en el 2000.

Para ver entrevista pulsa aquí

Ha trabajado como directora gerente de Goldman-Sachs y como analista de Bear Stearns. Prins es conocida principalmente por su libro que revela el funcionamiento de fraude sistemático por los bancos centrales principales, «It Takes a Pillage: Detrás de los bonos, los rescates y los acuerdos secretos de Washington a Wall Street» así como por sus puntos de vista sobre la economía, política y finanzas de EE.UU. Ella es autora de «Other People’s Money: The Corporate Mugging of America» (Octubre de 2004), una exposición devastadora en corrupción corporativa, la colusión socio-política y el engaño politico-financiero de Wall Street. Others People’s money fue elegido como el mejor libro de 2004 por The Economist, Barron y The Library Journal. Su libro Jacked: How Conservatives are Picking your Pocket Whether you Voted for them or not (Septiembre  2006) cataloga sus viajes alrededor del EE.UU. ; hablando con la gente sobre sus vidas económicas.

Nomi viene del mundo de las finanzas duras, al haber trabajado como Directora Gerente de Goldman Sachs, como Directora Administrativa y Jefa del grupo internacional de análisis de Bear Stearns en Londres, así como estratega financiera de Lehman Brothers , y analista técnico del Chase Manhattan Bank (ahora JPM). Ella tiene una licenciatura en Ciencias en Matemáticas por la SUNY Purchase, y una Maestría en Ciencias en Estadística e Investigación Operativa de la Universidad de Nueva York, donde también completó todos los cursos para un doctorado en Estadística.

Prins cuenta con legitimidad internacionalmente en BBC World y BBC Radio como a nivel nacional en los EE.UU. en la CNN , CNBC , MSNBC, ABCNews , CSPAN , Democracy Now , Fox Business News y otras cadenas de televisión. Prins ha aparecido en docenas de programas de radio en los EE.UU. incluyendo CNNRadio , Radio del mercado , Air America , NPR , WNYC -AM y estaciones regionales del Pacifico.

Se acabó la fiesta

Tomada de donlinscott.com

Tomada de donlinscott.com

Por Sergio M. Marxuach

Por mucho tiempo, a nadie le importó el precio de los bonos de Puerto Rico, ni las tasas de interés que pagaríamos, ni las comisiones que cobraban los banqueros, ni en qué se iba a gastar ese dinero, ni como lo íbamos a repagar. En verdad, nada le importaba a nadie mientras había dinero. La economía estaba creciendo, el dinero fluía, se estaba “haciendo obra”.  Por otro lado, los banqueros nos aseguraban que la “calle pedía papel”, como si estuvieran hablando de libras de pan.

La decadencia comenzó allá por la década de los setenta. En respuesta a la crisis global, aumentaron las transferencias federales, la nómina pública, y la deuda gubernamental.  Se consiguió la sección 936. Eso fue suficiente para revivir la economía por unos 25 años más y posponer reformas estructurales, dolorosas, difíciles de explicar.  Procedimos entonces a gastar millones en pabellones en Sevilla, en celebraciones del quinto centenario, en juegos centroamericanos en Ponce y Mayagüez, en campañas publicitarias, en contratos de asesores y consultores, en baile, botella y baraja, en faraónicas estaciones de tren, en acueductos, coliseos y natatorios de escala romana.

Todo era bonito, nuevo y brillante. Pero era una prosperidad hueca, una prosperidad falsa que no nos habíamos ganado con el sudor de nuestra frente. Un espejismo basado en una ilusión monetaria, en dinero tomado a préstamo a unas tasas más bajas de lo que los fundamentos de nuestra economía podían justificar. Y cada año había que tomar más dinero prestado sólo para mantenernos en el mismo sitio.

Hasta que llegamos al 2006. Cierra el Gobierno, cunde el pánico entre la clase media del País. Ese tranque no era más que un síntoma, una señal de la quiebra institucional, moral, económica y social de nuestro sistema político. Pero nadie quería hablar de eso.  Se impone el IVU y se crea COFINA.  Esta corporación emite bonos a largo plazo, pagaderos con una porción del IVU que todos pagamos cuando compramos algún articulo de consumo.  El dinero producto de la emisiones de bonos se utiliza para pagar nómina, gastos corrientes, y para refinanciar deuda existente. Sigue la fiesta, se anuncia grandilocuentemente que se ha salvado el crédito, se ha puesto la casa orden, todo está bien. Regresen a la normalidad, por favor, sigan comprando con tarjetas de crédito, hartándose de frituras y viendo La Comay.

Pero la verdad, por más que la tratemos de ignorar o encubrir, tiene la mala costumbre de imponerse en la vida de los pueblos. El castillo de arena que era Puerto Rico se derrumbó. La economía entra en una contracción profunda. La razón de deuda pública al producto nacional bruto se dispara. Cae vertiginosamente la inversión, el empleo, el ingreso y la actividad económica.

El FDIC interviene tres bancos comerciales que se dedicaron en gran parte a financiar una burbuja inmobiliaria que nadie quería admitir estaba sucediendo.  Después de todo, “Puerto Rico es 100 por 35 y no va a crecer más”, según decían los desarrolladores mientras tomaban prestado millones para construir más urbanizaciones. Cientos, tal vez miles de accionistas, muchos de ellos puertorriqueños, pierden miles de millones de su capital.

Poco después el valor de la propiedad inmueble se desploma. Se esfuman miles de millones más del acervo de capital de Puerto Rico. Aumentan las ejecuciones de hipoteca y las quiebras, la emigración llega a niveles que no se veían desde la década de los sesenta.

Entonces quiebra Detroit, ciudad que una vez fuera el corazón de la economía de Estados Unidos, pero que hoy no es más que un “sarcófago postindustrial” en palabras del periodista Charlie LeDuff, autor de Detroit: An American Autopsy. Se estremece el mercado de bonos municipales. Una cosa es que quiebre un pequeño condado de rednecks en Alabama, pero la cuna de Chrysler, Ford y GM, eso es otra cosa.

Como suele suceder cuando ocurren estas sorpresas, el mercado comienza a especular sobre cuál será el próximo domino en caer. Se (re)descubre a Puerto Rico. Una ruina colonial de Estados Unidos abandonada en el Caribe, con tres veces la deuda de Detroit y en franca depresión, donde desde el 2006 la economía se ha contraído por casi 13%, el empleo total se ha reducido por un 18%, y la inversión doméstica fija ha caído por 11%.  Mientras, la deuda pública aumenta 62%, de $43,000 millones en el 2006 a $70,000 millones en el 2013.

Más aún, en términos de pobreza, participación laboral e ingreso per cápita y por hogar, Detroit tiene mejores indicadores económicos que Puerto Rico. Especuladores y traficantes financieros de toda clase y calaña huelen sangre en el agua, se desploman los precios de los bonos de Puerto Rico, comienzan los “margin calls”, corren rumores de vestiduras rasgadas y crujir de dientes en Hato Rey, desaparecen otros miles de millones más de capital local. Se cierran los mercados para Puerto Rico. La degradación acecha, irónicamente la chatarra se vende cara en Wall Street.

Hemos visto cómo todo lo que parecía sólido en Puerto Rico —los bancos, la propiedad inmueble, la deuda gubernamental— se ha desvanecido en el aire, tal y como advirtiera Karl Marx en 1848. Esto no se debe a una situación coyuntural pasajera, o a que nuestros gobernantes no han sabido utilizar bien los poderes que supuestamente tienen. No. Esta crisis es mucho más profunda y va a requerir en este año que comienza que Puerto Rico tome decisiones de naturaleza moral y existencial. Cosa mala esa para un pueblo que no está acostumbrado a la introspección individual ni a la reflexión colectiva.

El 2014 se vislumbra como un año de conflictos sociales, de decisiones difíciles, de convulsiones económicas y políticas, posiblemente de sangre en las calles. Podemos aprovechar esta coyuntura para reconstruir un país quebrado, en franca descomposición, donde las instituciones están podridas y derrumbándose, o podemos decidir seguir viviendo como Alicia en el país de las maravillas.  Decisiones existenciales impostergables. Se acabó la fiesta.

El autor es director de Política Pública en el Centro para una Nueva Economía. Esta columna se publicó originalmente en el diario El Nuevo Día el 31 de diciembre de 2013.

Recuperado de: http://grupocne.org/2013/12/31/se-acabo-la-fiesta/

Finanzas y Competencias de Información

blog1
Estudiante mentor Antonio J. Torres

La Biblioteca de Administración de Empresas continua sincronizando potencias con la Facultad de Administración de Empresas específicamente con su departamento de Finanzas. El propósito es entablar una relación retroalimentaría entre el contenido de los currículos, prontuarios, asignaciones y proyectos del Departamento de Finanzas con los servicios, recursos y productos que la BAE posee. Este esfuerzo en común exhibe con claridad la posición imperativa que tienen las Competencias de Información (CI) dentro de toda disciplina o saber.

La profesora Ketty Rodriguez y la Bibliotecaria Lourdes Cádiz son recursos clave en el programa de CI de BAE, ambas reconocen como este tipo de programa apoya considerablemente el currículo de las instituciones educativas y en este caso, es de gran ayuda para los estudiantes, profesores  e investigadores que estén en el proceso de alguna tarea o proyecto de investigación. Toda información moldea la forma en que individuos e instituciones perciben conceptos y situaciones, la data socio económica y financiera no está exenta de la sociología del poder dentro del conocimiento, por lo tanto la misma alcanza un flujo de información enorme que sin la comprensión apropiada que provee las CI sería imposible de navegar y utilizar efectivamente. Los saberes que CI ofrece son un conjunto de habilidades, destrezas y aptitudes que capacitan a los individuos a reconocer cuándo se necesita información y a poseer la habilidad de localizar, evaluar y utilizar eficazmente la información requerida ya sea para la academia, el sector público, el sector privado o para la toma de decisiones personales.

Blog 2
Prof. Ketty Rodriguez en el Salón de Inversiones

El propósito del Salón Multiusos, localizado en el primer piso de BAE, es proporcionar un espacio apropiado para el desarrollo de CI integradas al currículo de la Facultad de Administración de Empresas. Asimismo el salón de inversiones, localizado en el segundo piso de BAE, contiene terminales Bloomberg que brindan acceso al software financiero del mismo nombre, con una vasta cantidad de herramientas tales como análisis técnico, plataformas de comercio de capital, información sobre bonos financieros, compañías, servicios de datos y noticias financieras en tiempo real. Desde el 2010 se integraron las Competencias de Información (CI) en 5 cursos medulares de FAE. FINA 3107 es el quinto curso dentro de la secuencia curricular de la FAE que integra al CI al currículo según el plan de avalúo de la facultad. Además de ser el curso más reciente de implantar las CI, es el más complejo en cuanto a logística ya que usualmente los cursos de este tipo cuentan con 6 secciones, pero el salón de inversiones Bloomberg solo cuenta con 10 licencias del software Bloomberg por lo costoso del servicio.

El curso FINA 3107, Instituciones y Mercados Financieros busca sumergir a los estudiantes en el análisis de los mercados financieros, dando cuenta del funcionamiento de las instituciones financieras globales. La profesora Ketty Rodríguez ofrece talleres para familiarizar a los estudiantes de la clase FINA 3107  con el uso de los terminales Bloomberg localizados el salón de inversiones. Esta labor especializada no hubiese sido posible sin el apoyo logístico de la Bibliotecaria de Administración de Empresas, Lourdes Cádiz, sin la coordinación de la Profesora Marines Aponte Ph.D y sin los encargados de instruir el curso FINA 3107: el Profesor David Ramos y Profesor Carlos Santiago.

blog3
Taller sobre Terminales Bloomberg

Es importante recalcar que las empresas e instituciones financieras de alcance global codician poseer personal entrenado en el uso de herramientas de finanzas virtuales. Los beneficios de esta continua construcción de redes de conocimientos costo-efectivas entre FAE y BAE son incalculables para los estudiantes de la facultad. Todo curso que integre al CI a su currículo lograra que sus estudiantes aprendan eficazmente a comunicar efectivamente información financiera en forma oral y escrita. Utilizar bases de datos económicas y/o financieras para la presentación de informes, redacción de ensayos profesionales o la publicación de investigaciones, así como desarrollar destrezas básicas de búsqueda de información en variadas fuentes de información.